Aunque a veces pienso que a estas alturas todas somos conscientes de la importancia del uso de protector solar casi tanto como el agua que bebemos. Hoy hablamos de la importancia de usar protector solar todo el año.

El uso de protector solar no es solo para evitar las posibles y molestas quemaduras antes una exposición prolongada al sol con la consiguiente y posterior perdida de esa piel quemada. Ni siquiera es solo para evitar el envejecimiento prematuro de la piel (aunque os confieso que es una de mis mayores preocupaciones o motivaciones a la hora de aplicarlo) Se trata principalmente, de apostar por la salud y el cuidado de nuestra piel.

protector-solar

Obviamente, también se acabó eso de usar solo protección solar en verano. Aunque es cierto que es cuando más nos exponemos al sol por que pasamos más tiempo al aire libre y por que es cuando nos encontramos más cerca del sol, debido a la destrucción de la capa de ozono, el uso de protectores solares todo el año, se hace indispensable.

Además, si con los cosméticos en general, ya no vale eso de saltarnos la fecha de caducidad, con los protectores solares menos. Es importante recordar, que además de la fecha de caducidad en sí, los protectores solares, tienen una duración de 12 meses y es importantísimo, una vez pasados estos doce meses, cambiar el producto.

En Douglas encontramos un amplio abanico de opciones de protección solar y a los mejores precios. Ya no se trata solo de ampliar su duración aumentando el SPF, cada año, ofrecen más productos específicos según las necesidades de la piel, más tratamientos complementarios; mayor y mejor duración frente al sudor o el agua; diferentes acabados y texturas y en diferentes formatos.

Siempre contigo…

… Como si fuera el móvil. Tal cual, se acabaron las excusas y los despistes. Como os decía antes, hay diferentes formatos para que podemos llevar siempre con nosotras nuestro protector solar y retocarlo o mejor dicho, reponerlo a lo largo del día, las veces que sea necesario: en formato spray, bruma, gel, crema, incluso maquillaje!

Nota importante: recuerda que el sol no solo nos da en la cara, las manos a veces son las grandes olvidadas y están tan expuestas como el rostro.

protector-solar

Y además, bronceados

Confieso que cuando era adolescente, en alguna ocasión no utilicé protector por que quería estar morena. Una tontería (e inconsciencia) por mi parte y que con el tiempo me ha pasado factura en forma de marchitas en la piel…

Usar protector solar no está reñido con broncearse. El proceso de bronceado será más lento sí, pero a la vez más seguro y duradero, ya que incluso algunos protectores solares llevan ingredientes que alargan el bronceado. Y lo que os digo siempre, la alimentación también influye.

Por supuesto, no pedemos olvidarnos de las cremas after sun, que reparan e hidratan la piel contra el daño solar, es más, confieso que desde hace unas semanas, he empezado a utilizar la mía aunque no haya tomado el sol, simplemente después de salir a la calle para asegurarme su correcta hidratación.

Y tú ¿te proteges durante todo el año?

Written by Mavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *