Supongo que la verdadera magia es la que cada uno damos a los días o los momentos. Algunos de esos día, parece que es obligado que sean mágicos, especiales y bonitos. Y me parece bien. Me parece genial que la Navidad, se asocie a la felicidad, sea una época de estar feliz, de reunirnos con la familia y de disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos. Está claro que siempre se echa de menos a quienes no están, pero estoy segura de que es lo que ellos menos querrían, vernos tristes y decaídos mirando la famosa “silla vacía”.

Tampoco me gustan los prejuicios y las bromas sobre el cuñado insoportable; la tía que siempre se emborracha; la suegra que te mira mal y cosas así. Me parece un tipo de predisposición a que algo salga mal.

matchingoutfits

Y algo que tampoco me gusta, es que estas fechas en las que todos derrochamos bondad, simpatía y buenas intenciones, duren tan poco. Que sí, que ya se que si no existiese el lunes, no habría fines de semana, pero lo cierto es que ojalá estos sentimientos durasen un poco más. Cada día tengo más claro que muchas veces, el mal, las malas acciones y las malas intenciones vienen de personas que no son felices…

Y con esta reflexión, quiero desearos a tod@s de corazón mucha mucha felicidad, no solo en estos días, si no en cada segundo de vuestra existencia. Vivid, disfrutad, abrazad y besad mucho. El verdadero lujo es poder hacerlo. Recuerdo una imagen tipo meme que vi en Facebook hace unos días y decía algo así: “una mesa llena de comida con tus abuelos, tus hermanos, tus padres, tus tíos… de pequeños éramos ricos y no lo sabíamos” y qué gran verdad!

couple goals

¡Un besazo enorme familia! Se os quiere mil.

Written by Mavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *