Desde que abrí este pequeño espacio hace ahora casi 12 años, creo que nunca había estado tanto tiempo ausente. En parte ha sido por que estoy embarazada, en parte, por que a veces ,es bueno y necesario para coger carrerilla, impulso y volver con las ganas.

Ha sido un año duro, que no malo pero en el que algunos aspectos de mi vida, han exigido mucha energía por mi parte. Recordaré 2022 por muchas cosas, ha sido el año en el que he terminado el grado superior de Marketing y Publicidad; he aprobado por fin el First de Inglés gracias a la academia online de Word and World (aprovecho para recordaros que si vais de mi parte tenéis un descuento)y he lanzado mi propia agencia Mavi Sales Marketing y Comunicación entre otras cosas que me guardo para mi o que en algunos casos prefiero olvidar.

Por supuesto, el cambio más grande y el que más me ha trastocado ha sido el embarazo. Y ojo, digo trastocado en el buen sentido de la palabra pero ahora os contaré más.

También es cierto, que pese a todos los cambios que he vivido en estos casi 12 años, ninguno se me había planteado como el que ahora mismo me ocupa, y es que, por más que me digan, lea o piense, no se cómo voy a afrontar la maternidad. Huelga decir lo felices e ilusionados que estamos, y obviamente también un poco asustada. Es algo muy nueva, una gran responsabilidad, y yo, que confieso que nunca me había interesado por la maternidad, estoy alucinando con todo lo que la rodea. Pero vamos poco a poco:

mavitrapos_mrdaqui_embarazada
Caras de felicidad máxima

El primer cuatrimestre embarazada

No me quejo, por que según lo que me han contado amigas que ahora mismo están embarazadas u otras mujeres que también lo han estado, he tenido y estoy teniendo un buen embarazo. Desde que estoy embarazada, no he sangrado ni una vez, solo tuve vómitos una semana y lo que más he acusado ha sido el sueño y el hambre. Es cierto que tuve algunos “problemitas” con el azúcar, ya solucionados y sin llegar a ser diabetes gestacional ni nada parecido.

Lo que si he tenido ha sido una especie de asco general o generalizado a casi todo: desde que estoy embarazada (y espero que por poco tiempo) odio el café, y durante los 3 o 4 primeros meses, un montón de cosa y de olores me molestaban, incluido el olor de la pobre Zuri.

Además, solo me apetecía comer azúcar y cosas que no consumía desde hace años como pan Bimbo, mayonesa, yogures con sabores y muchísisisisisismo chocolate con leche.

Pero todo eso ha ido pasando y desde hace unos dos meses, volví a la práctica de pilates en Sintonía Studio, eso sí, Pilates para embarazadas; vuelvo a seguir una dieta sana y equilibrada ya que me he puesto en manos de LJ Nutrición y su plan para embarazadas (de esto os hablaré en otro post) y la semana pasada volvimos a los entrenamientos con entrenador personal.

Algunos cambios que veréis por aquí

Pues aunque pretendo que sean los mínimos, pues yo sigo siendo Mavi y pretendo mantener mi estilo de vida en la medida de lo posible y seguir siendo fiel a mi misma, obviamente, algunas cosas son inevitables:

  • Os iré enseñando mis looks premamá, que de momento son todos con prendas que en un principio no son premamá como tal.
  • Os enseñaré algunas de las cosas que he recibido para el bebé.
  • Compartiré con vosotras mis nuevos productos cosméticos, nuevas rutinas etc
  • Por supuesto, seguiré compartiendo viajes (de hecho tengo desde el año pasado varios pendientes!) restaurantes y todo el contenido que se que os gusta.

Se aceptan también sugerencias jejeje

Muchísimas gracias a todas las personas que diariamente habéis seguido visitando este sitio, así como a todos aquellos que os habéis interesado por mi. Os recuerdo que en mi cuenta de instagram, podéis encontrar contenido casi diario.

Written by Mavi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *