Estoy segura de que conoces esta sensación de abrir el armario y pensar “no tengo nada que ponerme”. Contrariamente, el armario está lleno, no cabe ni un mini crop top más pero la sensación es que no tienes nada. Créeme, se de lo que hablo.

Para mi, va un poco más allá de “invertir en básicos” o “tener un buen fondo de armario” que obviamente, también.

Ya sea para una ocasión especial o simplemente para ir al trabajo, abres el armario y aunque lo tienes lleno, sientes que no tienes nada que ponerte. Desde mi experiencia yo lo achaco a tres factores:

  • Se nos ha/ NOS HAN metido en la cabeza que repetir ropa está mal visto.
  • Es más cómodo abrir el armario y tener algo nuevo que ponernos que jugar a mezclar e inventar nuevas combinaciones.
  • Compramos ropa que no va con nosotros solo por que “es lo que se lleva”.
look-con-báscios
Este pantalón tiene más de 10 años ¡pero es un pantalón negro!

¿A ti también te pasa?

Sobre el tema de repetir ropa, bueno, es cierto que no se trata de vestir todos los días igual pero ¿en qué momentos pasamos de llevar una prenda como media 50 veces a llevarla solo 5? Además si a veces ni yo misma recuerdo qué me puse la semana pasada ¿por qué se va a acordar la gente con la que estuve?

Desde hace un tiempo, me parece una preocupación más totalmente innecesaria ¿en serio nos hemos convertido en cuántas veces llevamos una prenda? Matizo, que la imagen me parece muy importante, que solo tenemos una oportunidad de causar una primera buena impresión pero os aseguro, que repetir camisa, jersey o falda, no es nada malo. Y esto me sirve además para enlazar con el siguiéndooslo te punto: tenemos que jugar y divertirnos con la ropa.

Porque sí, es mucho más fácil estrenar lo último que me he comprado y ya está pero probar nuevas mezclas, arriesgar con los complementos y hacer nuevas combinaciones, es más práctico, divertido y creativo.

Un buen truco es prepararnos la ropa el día o la noche de antes, sin prisas.

la importancia de los complementos
La importancia de los Complementos

Las modas…

Esta es posiblemente una de mis grandes batallas: no caer en las tendencias simplemente , porque son tendencias.

Ves algo a principio de temporada que te parece horrendo o que sabes que no te queda bien, pero a fuerza de verlo en instagram u otros medios, inevitablemente, acabas comprándolo para dos o tres meses después y tras habértelo puesto dos veces verlo y decir “¿en qué estaría yo pensando?” Pues eso, en que alguien lo lleva, en que es lo último de lo último y en que posiblemente era el fin de tus problemas.

Y con esto no quiero decir que no hay que comprarse ropa de temporada o de tendencia pero creo que debemos de ser capaces, antes de malgastar el dinero, de mirar la prenda “desde la distancia” y decir ¿la necesito? ¿realmente me gusta? ¿me sienta bien? ¿la voy a usar lo suficiente? ¿combina con el resto de ropa de mi armario?

Extra! Cuando abras el armario, olvídate de ese pensamiento de “no tengo nada que ponerme” seguro que ves más cosas.

Se que todo esto parece fácil y sencillo, pero a la hora de ponerlo en práctica, requiere mucha mucha fuerza de voluntad y bastante cabeza fría. ¡A mi la primera! Pero son algunos de los trucos que estoy poniendo en práctica para no tener el armario lleno de nada que ponerme.

¡Un besazo y feli fin de semana!

look blanco y negro

GET THE LOOK!

Camisa: Mango (old)

Pantalones: Tienda local (old)

Sandalias: Menbur

Gafas: Tom Ford by Óptica Císcar

Bolso: Furla

Written by Mavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *