Hoy os traigo una clase digna de una maquilladora profesional: cómo aplicar rubor según la forma de nuestra cara.

Cómo Aplicar Rubor según tu rostro

Aunque no nos olvidemos de que lo primero es encontrar el color indicado según nuestro tono de piel, pero eso lo trataremos en otra ocasión. Con el rubor conseguimos iluminar nuestra cara y sin duda complementa a un buen pintalabios, además de que nos puede ayudar a modificar la forma de nuestro rostro para conseguir compensar esas facciones más marcadas y un poco asimétricas. Aplicando rubor en determinadas zonas conseguimos efectos diferentes, pero todo cambia en función de la forma de la cara sobre la que trabajemos, así que vamos a ver cuáles son esas maneras de usar esta técnica de maquillaje tan poco valorada:

Aplicar Colorete
  •  Rostro cuadrado: aplicar el rubor directamente y de manera circular sobre las manzanas de las mejillas. De esta manera conseguiremos suavizar los rasgos angulosos, pues estaremos centrando la atención en la parte más redonda de la cara y alejando los ángulos agudos de la parte inferior y los lados de la cara.
  •  Rostro alargado: las caras alargadas suelen ser pequeñas y estrechas, así que lo ideal es aplicar un golpe horizontal de color desde las mejillas y difuminarlo hasta las orejas para conseguir así darle más amplitud.
  • Rostro en forma de diamante: hay que aplicar el rubor sobre la parte superior de los pómulos y difuminando hacia las orejas para resaltar los pómulos y así centrar la atención en la mitad inferior de la cara.
  • Rostro redondo: succiona tus mejillas y aplica el rubor por debajo de los pómulos, así que evitarás que aplicarlo justo en las manzanas de tus mejillas, pues así solo conseguirás que tu cara se vea más redonda. Evita poner rubor demasiado cerca de la nariz.
  • Rostro en forma de corazón: aplica el rubor justo en la parte inferior de las mejillas (de la misma forma a como aplicarías el contorno) y luego difumina a lo largo de la parte inferior de los pómulos y hacia las orejas, pues de esta manera centrarás la atención en los pómulos y ayudarás a equilibrar y marcar la línea de la mandíbula. 
  • Rostro ovalado: concentra el rubor en la parte superior de los pómulos y difumínalo ligeramente hacia las orejas y la sien, con lo que conseguirás dar una gran definición a tus pómulos.

¿y vosotras? ¿os aplicabais correctamente el rubor? ¡Un besazo enorme! 

Rubor maquillaje

Written by Mavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *