Si ayer hablábamos de cambios, aunque fuese desde un plano más profundo, hoy vamos a hablar de uno de los cambios que más puede marcar a una persona: el cambio de casa.

Valencia es una gran ciudad, aunque no es ni Madrid ni Barcelona pero os confieso que más de una vez pienso en colgar el cartel de “se vende” y desaparecer ¿te imaginas? Escribir un día en google “vender piso en madrid” y empezar de cero ¿alguna vez lo has pensado?

Por supuesto, si lo hiciera, no lo haría sola o, mejor dicho, por mi propia cuenta. Buscaría el apoyo de profesionales. Creo que son temas que a muchos (a mi por ejemplo y sin ir más lejos) se nos van de las manos y tenemos dos opciones: o ponernos a investigar e invertir horas y horas de nuestro valioso tiempo en aprender sobre algo que a priori utilizaremos más bien poco, o ponernos en buenas manos.

cambio-de-casa

Buscar una empresa o compañía con antigüedad y solera que esté consolidada en el mercado al que nos referimos es indispensable en estos casos. Otra de las opciones que haría que me decantase, sería que tuviese una red global de oficinas distribuidas por el mundo, de forma que lo mismo pudiesen atenderme en uno u otro punto. Estos detalles, hacen que me sienta más tranquila y arropada.

Por supuesto, no todo es tan fácil y sencillo. Escuchamos mucho la frase de salir de tu zona de confort, y sin duda un cambio de casa es incluso algo más que eso. Pero desde luego, no hay paso más grande hacia una nueva vida que el cambiar de hogar.

Es cambiar tu lugar seguro, con sus formas, sus olores, su luz… aunque en nuestro nuevo hogar mantengamos el estilo decorativo, el espacio lo hace diferente. Y esto no es bueno ni malo, simplemente es diferente.

Si decides o necesitas vender piso en Barcelona, en Madrid, en Bilbao o en cualquier lugar, seguramente tendrás un montón de razones que te gustarán más o menos, pero piensa que sea por la razón que sea, es una nueva oportunidad para algo.

Uno de mis aprendizajes durante la cuarentena y que trato de recordar casi a diario es que, lo único sobre lo que tenemos control al 100% es nuestra mente. Es decir, eres tú quien elige cómo interpretar, aceptar y gestionar ese cambio de casa en este caso.

Es cierto que en la mayoría de las ocasiones es por empezar una nueva vida: por independizarse al fin y salir del nido familiar; por empezar un proyecto de vida en común con otra persona o incluso por elegir un lugar mejor o que nos gusta más en el que vivir.

Sea lo que sea, es importante, como he comentado hacerlo bien, tanto en temas legales, por lo que os insisto con la importancia de elegir buenos profesionales, como en cuanto a nosotros mismos, aceptando el cambio y abriéndose a un mundo de posibilidades y oportunidades.

Written by Mavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *