Mi primer post de 2021 tenía que ser una reflexión. Hace bastante que no escribo este tipo de post más personales, en los que os cuento como me siento en determinados aspectos, hago balances y demás pero es que lo cierto es que 2020 ha sido un palo importante, un cambio de mentalidad y de vida en muchos aspectos y no ha sido hasta hoy que me he sentido preparada y con ánimos de escribir.

A 2020 le doy las gracias por que fue la sacudida que necesitaba para encontrarme, para ver más claro el camino y sobretodo para valorar muchas cosas. Si bien es cierto que tenía ganas de que terminase y una parte de mi (la que cree en las buenas personas y en la bondad de la gente) quería pensar que el 1 de enero sería borrón y cuenta nueva, tenía claro que eso, obviamente, no iba a ser así. Claro, que tampoco me esperaba tal locura como estos primeros 10 días del año, la verdad.

Lo peor es sentir que todo se escapa de las manos. Que con el tema del virus no puedo hacer más que protegerme e intentar proteger a los míos. Que con la economía, ya hago bastante sobreviviendo. Que el cambio climático, parece que se nos ha olvidado pero el planeta no para de darnos mazazos cada vez más fuertes…

Y ¿qué hacemos? Me cuesta seguir mi vida como si nada, como si todo fuese ajeno a mi, intento aportar y ayudar como buenamente puedo pero veo algunas actitudes y comportamientos y no entiendo nada. Y me desanimo. Pero no paro, sigo intentando hacer lo que creo que es lo correcto.

Puede que el post de hoy sea en un tono más pesimista de lo habitual, tampoco suelo hablaros así mucho por aquí, alguna vez en instagram, pero os aseguro que esto solo es una reflexión, verbalizar algunas de las miles de cosas que pasan por mi cabeza.

influencers-valencia

¿desanimada? No lo creo ¿triste? A ratos ¿deprimida? Para nada, todo lo contrario, me siento muy agradecida y afortunada por todo lo que tengo. Esto es algo en lo que trabajé el año pasado, que junto con la práctica de pilates y de deporte, la meditación, la buena alimentación, mis primeros pasos en PNL, el lettering y los aceites esenciales de Sisen Oils, me ayudó a sobrevivir. Todo esto me da un paz mental súper necesaria que se transforma en fortaleza y valor para seguir cada día con una sonrisa, un arma poderosa que todos deberíamos usar más.

Y aunque este no sea el tono ni el tema que suelo utilizar por aquí, empiezo 2021 con más ganas que nunca de seguir publicando moda, belleza y cosas que a mi me parecen interesantes, además de seguir con el canal de youtube y a ver si pasa todo esto y podemos retomar proyectos de los que el virus paralizó.

Así que… nos vemos en ná con muchas muchas novedades!

¡Un besazo enorme y feliz semana!

Written by Mavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *