Si no has visto el último episodio de Juego de Tronos no leas, contiene spoilers.

Se que no es la temática habitual del blog, aunque confieso que de un tiempo a esta parte estoy pensado seriamente incluir una sección de series, cine y libros, ya que, desde hace unos meses he visto tantas series y películas que… ¿por qué no compartirlas? El caso es que desde que vi el último episodio de Juego de Tronos necesito verbalizarlo y comentarlo una y otra vez para saber impresiones, ideas o puntos de vista que me hagan cambiar de opinión. Por que no, no me gustó.

Más bien, es una sensación que arrastro desde la temporada anterior y es que creo que la velocidad no ha sido buena compañera para posiblemente una de las mejores historias o series de la televisión. Esta temporada 8 no ha hecho más que aumentar esa sensación y esa decepción que el último episodio de Juego de Tronos ha reafirmado. Por supuesto, hay algunos capítulos épicos en ambas temporadas.

Y no, no esperaba un final Disney y sí, estaba preparada para cualquier giro argumental con sentido. Que posiblemente aquí los “estudiosos” de Juego de Tronos me tiréis piedras sacando las mil y una leyendas y profecías pero lo siento, no me ha gustado.

Como os decía, esa sensación de velocidad empezó en la temporada anterior en la que no me gustó que algunas de las casas que más guerra habían dado a un lado u al otro, desaparecieran en solo en capítulo. Por ejemplo, tenemos a Margaery Tyrell que, bien adiestrada por su abuela Olenna Tyrell ¿cuántos capítulos tarda en llegar, embaucar a Joffrey, preparar una boda y preparar la boda con Tommen? ¿de verdad se merece la casa Tyrell desaparecer “rápido y corriendo” en un capítulo? Y podría seguir con otras casas que también “s’esfuman” en un capítulo muy “tú me sobras” o “solo puede quedar uno”.

ultimo-capitulo-de-juego-de-tronos

Menudas caras…

Centrémonos

Pero bueno, centrémonos en el último episodio de Juego de Tronos. En un principio, quiero decir que me ha gustado bastante cómo han rodado algunas imágenes. Imágenes de esas que creo que quedaran en el recuerdo, pero no puedo decir lo mismo del fin que le han dado a ciertos personajes.

En mi búsqueda de sentido de este capítulo,  he leído que el final de Cercei y su hermano Jaime ha sido muy bonito por que los dos han muerto juntos, con quien más han querido y demás pero ¿de verdad Cercei merecía una muerte tan simple? Una mujer que se cargó (o ordenó las muertes) a “súper” Robert Baratheon, al Septón Supremo; a Oberyn Martell y hasta a las cucarachas de los 7 reinos… de verdad se merece pasar TODA una temporada mirando por la ventana y diciendo “la fortaleza roja nunca ha caído” me esperaba algo más digno para ella. Hasta Lyanna Mormot tiene una muerte más digna…

Y… ¿qué pasa con Jon Nieve? ¿de verdad la Khaleesi se pilla el mosqueo que se pilla por que él cuenta que es un Targaryen también y el último capítulo NO SE ACUERDA NADIE? Vale, que mata a Daenerys pero… ¿ya nadie se acuerda de que es Targaryen, Stark, que ha sido Lord Comandante, que ha vuelto de la muerte y que se lleva bien con los salvajes hasta el punto de que le ayuden a cargarse a los caminantes blancos? Por que… esto es así, si no llega a ser por Jon Nieve, en los Siete Reinos se enteran de su existencia y sus malévolos planes hasta que ven a Cercei convertía en Elsa. Pero Jon… lo siento mucho, esto no sirve de nada por que has matado a Daenerys por SUCUMBIR A SU SANGRE TARGARYEN  (no queríamos pero, podía pasar) y… como Gusano Gris está mosqueado… sí, el “sin pene” que pasa de ser un esclavo con cara de mal genio a ser un soldado libre con cara de mal genio que actúa como un esclavo, a ser quien más manda (sigue con cara de mal genio) durante las dos semanas que no ha habido fumata blanca. Y… como lo dice Gusano… pues oye, te mandamos otra vez a la Guardia de la Noche, que las pieles te quedan muy bien con esa barbita, y así, nos proteges del frío como el Isdin.

ultimo episodio de juego de tronos

Estos dos siempre me han encantado, bonicos hasta en el último episodio de Juego de Tronos

En fin, que creo que este último episodio de Juego de Tronos ha conseguido provocar algo en mi que no habían sentido en ningún capítulo antes: ABURRIMIENTO! verdaderos momentos de aburrirme y he de confesar que hasta el momento de la muerte… podía entenderlo pero… ¿qué pasa luego? ¿qué es ese momento que meten con calzador que Jon Nieve lleva dos semanas encerrado y que por eso han aparecido ahí todos los personajes? ¡que parece una escena de los Monty Python! Y luego,  una “yo… es que soy más de Khaleesi” ¿pero a ti quién te ha dado voz y voto en este entierro? ¿no te habías ido a preparar tu Isla por si de pronto los supervivientes a los caminantes tenían que ir cual Matinee? El otro “y… ¿una democracia?” y todos “jajaja ¡tu calla!  que no sabes ni esconder bien el agua!” Otro “yo! yo! yo quiero ser el Rey! Yo! me lo pido! ELIGEME A MI!” y Sansa “ya está el tío, a bebido mucha sidra…” y el pobre se sienta resignado “pues si saben como me pongo! ¿para qué me invitaN?”

Y Brand ahí… esperando su momento para decir “¿para que te crees que he venido? si yo ya lo sabía” si hay que ir se va, pero ir p’a ná, es tontería ¿verdad Brand? Y bueno ¿el momento Sansa?… PERO SI NO PUEDE TENER HIJOS!!! La familia…

Otra decepción… una serie que me había parecido de un empoderamiento importante de las mujeres y finalmente… todas sometidas menos Arya y su libertad y Sansa “pajarito” ¿eh? Me alegra mucho su final.

Por supuesto del último capítulo de Juego de Tronos, tengo alguna opinión buena, pero… las dejo para mañana.

Espero vuestras opiniones!

 

Written by Mavi

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *